Carta a quien no he conocido

Carta a él: Hola! No sé si me estas escuchando desde la distancia sin yo poder darme cuenta, pero he tenido el presentimiento de que estas cerca y quizás por esperar tanto por tu llegada y por quererte tanto sin antes conocerte me afiance a todo fruto que ante mis ojos pareciera a lo que yo de ti te espero y por ello creo que he caído en ciertos errores, pero a la misma vez creo que habrá valido la pena haber pasado por esa mala racha pues recompensaré y recompensarás todo ese tiempo perdido. Además de los errores uno aprende lo que en verdad quiere y lo que no y puede que no deba verlo así pero de los errores dos seres preciesos nacieron de mi vientre. Estoy segura que de haber tomado una mejor decisión de igual manera me hubiera o estaría a punto convertirme en madre, pero mis hijos, Santiago y Ana no tendrían la misma forma y quizás eso es egoísta o igual no lo sea, pero así como son los quiero. Espero que igual tú los llegues a querer y estoy segura que así será. No sé cuando llegaras a tocar por esa puerta, creí que lo harías pronto seis meses atrás, pero igual no te gusto el nombre e igual buscando otra alma en la cual posarte y convertirte te encuentras ya. Debo decirte que en este preciso momento no tengo mucho que ofrecerte y sé que es posible que el tiempo este en nuestra contra, pero quiero ser como en los viejos tiempos donde el contenido de una carta, hoy le puedes llamar email, hacía palpitar el corazón y en donde una sola llamada hacía que el corazón se saliera. Busco también de ti esas visitas tempestivas y sorpresivas en donde buscaras el tiempo, el espacio de estar conmigo sin que esto signifique que desees que nuestros cuerpos desnudos uno frente al otro se presenten; aunque tu cara no, nunca me va a negar que ello te gustaría, pero esperaras con paciencia a que mi cuerpo por si solo ceda porque sabes que sólo de esa manera sabra con ese aroma que tu lengua se imagina. No pido estar todo el tiempo juntos aunque me gustaría encontrar la manera de vez en cuando estar de principio a fin juntos. Gusto que me platiques de tu día, de tus altas y bajas, gusto que me digas lo que esa cabecita piensa.

Advertisements

~ by Montsserrat on August 7, 2011.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: