MiniBio

 

Montsserrat Marín nació en la Ciudad de San Luis Potosí un 22 de Diciembre de 1976. Desde pequeña sabía que contaba con la creatividad suficiente para crear, pero ésta se escondía hasta de ella misma. Existe un libro con el nombre de: “La ladrona de libros” de Markus Zusak y resulta curioso recordarlo precisamente ahora. La gracia de ello y la ironía se relaciona de forma simple con dos aspectos: Con “ladrona” y “libros” (igual a literatura). Montsserrat sin saberlo llevaba dentro de sus entrañas el gusanito por escribir, era simplemente genético puesto que su abuelo materno había sido un escritor de poemas, ensayos y de dos novelas cortas, (un escritor encerrado en el closet). En fin continuemos con nuestra mini biografía de esta escritora en cuestión (una que no esta tan en el closet). Bueno como venía diciendo, es curioso recordar en este momento el título de ese libro; resulta que nuestra autora en cuestión vivió momentos de ser fan lectora de la revista Barbie y un día en la escuela se llegó la hora, la tarea designada de escribir un cuento y es entonces que Montsse (como le gusta ser llamada) se roba, toma prestadas las palabras de un cuento de Barbie y simplemente le cambia un detalle aquí y allá, pero al final de cuentas no era su obra. ¿Ésta sería la primera y única vez? Es poco probable. Sin embargo, hay que recordar que los mejores escritores lo han hecho, o bien, se tiene el rumor de que lo hicieron. La verdad radica en que las ideas no nacen de la nada y es ahí donde los contenidos tienden a parecerse entre si. Por otro lado, de poquitos en poquitos nuestra autora comienza a darse la libertad de que si tiene la capacidad por escribir y es entonces que se refugia en su querido Diario donde de vez en cuando escribía un cuentito. Los años pasan y el mundo de escribir se involucra con el mundo del teatro (actuación); siendo Montsse hija única y pasando gran parte de su tiempo sola, decide ella avivar la habilidad imaginativa y se inventa personajes para ella misma y en ocasiones se da a lugar de interpretar más de un papel en escena y todo esto en presencia de un auditorio fascinante, sus amigos imaginarios. (El único todavía presente es Andrés, que a veces es el amigo y en otras es ese amor inalcanzable). Y hablando de amor, éste siempre ha sido el ingrediente favorito de ella. De la nada hace un gran fandango y así llega el día en que su corazón siente estar enamorado de un chico flaco, de su estatura, simpático y quiere conquistarle, quiere darse a la tarea de conquistar a Eduardo (todo esto estaba sucediendo en su último año de secundaria), el amor, el querer no era suficiente para tal propósito; así que decide conquistarle a través de uno de los ingredientes que han hecho historia en la antigüedad, como los que utilizó Cyrano por ejemplo (aunque fuera indirectamente), decidió conquistar su corazón a través de la melodía de la poesía. Sin embargo ella no sabía nada acerca de cómo escribir poemas; así que todo se reduce a hacer lo que ya en alguna ocasión había hecho, tomar prestado ciertos versos de poemas refugiados en su libro de lecturas de la primaria, pero eso si, le ponía su propia sal y pimienta para adaptar las palabras a la situación que se encontraba. La conquista resultó satisfactoria, exitosa, pero no estaba en las cartas que durara, pero fue el empujón necesario para comenzar a escribir poesía, pero sin prestar atención, haciendo caso omiso a las reglas de la gran academia. Se puede decir que Eduardo fue su primera musa en este mundo del escribir. Muchas veces protagonista de muchos poemas, en especial, ese primer poema que seguía un tantito las reglas de un madrigal; poema que fue el primero con la intención de dar clausura a una historia que no podía darse. Este poema empezaba con la melodía de un encuentro (un tanto sexual) puesto que empieza: “Espero que esta noche / que me entrego a ti………” y terminaba “sonó el teléfono / era tu voz diciendo / ya no te amo mas.” La poesía siguió constante en su vida. La poesía tocaba de vez en cuando a su puerta cuando la ocasión lo ameritaba. Montsserrat entonces llego a la Ciudad de México a vivir; con la intención de estudiar algo en relación con el escribir, pero el destino tenía otros planes para ella que trataban con la educación, pero antes de llegar a esta meta, nuestra chica en cuestión tenía que llevarse algunos tropiezos llamados vida. En ese tiempo, ella pierde su inocencia lo que hace que sus escritos sean un poco más provocativos, que lleven consigo otra chispa, el chile, lo caliente (al menos eso es lo que ella creía) hasta que se topó con un maestro de Creación Literaria que al escucharla leer uno de sus poemas le menciona: “Escribes como si todavía no hubieras dado tu primer beso.” En verdad que era onírico (que es lo mismo que irónico) que él dijera eso, sin saberlo ese maestro no sería el primero que pensaría en esa misma línea. Muy diferente de lo que pensaba su Madre, quien siempre se preocupaba en lo que estaba haciendo su hija cuando ella no estaba en caso debido a lo que leía en las notas de su cuaderno de poemas, ella la comparaba con Emily Dickinson porque opinaba que como ella; Montsse podía escribir de amor sin realmente haberle conocido. Ella no estaba tan lejos de la verdad y lo daba en un tono distinto a aquéllas dos personas que opinaban que todavía no había dado su primer beso. Por otro lado debo confesar que he cometido un error con respecto a nuestra escritora, su inocencia en estos instantes todavía seguía intacta, pero sus labios ya habían tocado un sinfín de otros (en términos figurativos y literarios un sinfín podría representarse por la imagen de un pequeño laguito). En otra sesión de creación literaria con un diferente maestro se da cuenta que la narrativa también le gustaba, escribir historias cortas le intrigaba. Esas eran las primeras gotas de que la poesía algún día se marcharía por esa puerta y sería sustituida por la narración. Sin embargo, siempre hallaba la forma de cómo colarse y en ocasiones surgía en forma de canción y Montsse entonces se ponía a cantar a capela la melodía de sus poemas para llevarlas después a su cuaderno. Con un cambio de opinión de que estudiar, dos intentos fallidos de entrar a la Facultad de Filosofía y Letras, se llegan los días de Publicidad. Licenciatura que tontamente decidió intentar estudiar, en ese lugar, en ese espacio lo único que encontró fue la triste noción de que la gente no lee y la llevó también a perder su inocencia, (y esta vez es cierto). Fue en ese preciso espacio de Publicidad que se le abre el gusanito por la educación, por la enseñanza lo cual la lleva en el año de 1997 a empezar la Licenciatura de Pedagogía, la poesía seguía de colada y en algunos instantes era la forma perfecta de seducción. Sin embargo, la narrativa tenía otros planes, fue en el año de 1998 o 1999 que conoce a Axel de manera mágica, fuera de lo común, haciendo de un día gris en uno de un sinfín de colores. El conocerle de esa manera y el verle desaparecer de forma tan misteriosa hace que nazca entonces la historia de “Un Ángel llamado Axel” y de esta manera la narrativa comienza a ser una constante en su vida. Axel se había convertido sin saberlo en su segunda musa de este mundo literario. A partir de aquélla primera historia comienzan a tocar las siguientes historias: “Desenmascarando la historia”, “Histórico paisaje vespertino en la Colonia la Condesa”, “La leyenda de los enamorados”, “La ventana secreta de mamá” y otras más, pero no fue hasta que vino a su puerta tocando la historia de “El departamento de los artistas” que la llevaría a escribir la verdadera primera mini novela escrita por su puño y letra. Mientras todas estas historias tocaban a su puerta para ser contadas y escritas, Montsserrat ya se había convertido en Madre de dos pequeños (Santiago y Ana) y de igual manera se había titulado con su propuesta pedagógica (“Taller literario para fomentar la lectura en los maestros de secundaria). Y de esta manera el mundo no sólo tenía a un personaje que educa sino que por siempre seguirá contando sus historias y fantasías a través de las letras.

Atte: Mi otro YO (mi ser interno)

A complicated woman I am and I love that about me; even though most of the times this characteristic of mine gets me into trouble or makes me cry, it is a really great way to deal with reality and smell the perfume of those great moments that don’t come very often into my life, but when they do, this way that I am makes feel like I am living in GLORY LAND


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: